Durante 4 meses se desempeñaron obras de mantenimiento y rehabilitación en el puente metàlico Olivares, ubicado en el Barrio Galán.

Con una inversión de 402’661.031 millones, se realizó una limpieza de las piezas metàlicas del puente por mètodo de chorro de arena o “Sand Blasting”, eliminando corrosión y la pintura antigua.

La apariencia actual del puente, de color Rojo Bermellón, fue creado para el Golden Gate de San Francisco (USA) y es utilizado porque tecnicamente, es el color más visible ante la bruma y la neblina. 

Soporta vehículos de hasta 5. La reapertura de este viaducto lograrà la conexión entre el sector de Puertas del Sol, el Barrio Galàn y Corinto, con el centro de la ciudad y viceversa, brindándole a la comunidad Màs Oportunidades para la movilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *