A la distancia la mujer que reporto la emergencia, con voces de auxilio orientó a la patrulla para que llegaran rápidamente a la vivienda.

Al interior fue ubicado un joven de 19 años de edad, que minutos antes había agredido física y verbalmente a su compañera sentimental, otra joven de 16 años y con dos meses de embarazo.

Sin embargo también había golpeado a su abuelita que vive con ellos, y fue quien llamo a la policía. La misma mujer denunció que este sujeto le colocó un revólver en la cabeza a su esposa, mientras le gritaba y la amenazaba.

Efectivamente, al realizarle un registro personal al joven le fue encontrada un arma de fuego hechiza con un cartucho en su recamara. De inmediato fue capturado por el delito de porte ilegal de armas de fuego, pero también fue puesto a disposición por el delito de violencia intrafamiliar. 

Visiblemente ambas mujeres presentaban rastros de agresión, por golpes y puños que había propinado el sujeto.

En audiencia de legalización de cargos, le fue proferida medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

En lo transcurrido de 2019, van 70 capturas por el delito de violencia intrafamiliar 55 de ellas en situación de flagrancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *