230 familias están esperanzadas en la tutela que instauraron y que obligó a suspender el proceso de desalojo en la vía al Guamo en el norte de Manizales después de la solicitud que le hicieron al alcalde José Octavio Cardona.

Sin embargo el mandatario  manifestado que la zona es vulnerable y allí ya se han presentado varios deslizamientos de tierra, además aseguró que hay muchas personas en el sector que no viven allí por falta de recursos, sino en busca de más terrenos.

Por ahora una tutela frenó provisionalmente la demolición de dichas viviendas, donde sus habitantes piden soluciones y no quedar en la calle, pero el alcalde dice que es imposible reubicarlos después de ser desalojados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *