Por Cristian Camilo Zuluaga Cardona. Colaboración especial.

¿Por qué seis alcaldes compraron insumos médicos, para atender la
pandemia, a una agencia de publicidad y una productora de eventos?

Una empresa que se dedica a la producción y logística de eventos y
otra a la publicidad resultaron vendiendo insumos médicos en Caldas.

Se trata de la Agencia Megapublicidad SAS, quienes suministraron a seis alcaldías de este departamento, elementos como analgésicos, tapabocas, guantes de látex, alcohol, gafas, batas quirúrgicas, entre otros.

Desde hace varias semanas, un ciudadano denunció este hecho curioso,
que ocurrió en el norte de Caldas, más exactamente en Aguadas,
donde la alcaldía contrató de manera directa con la Agencia
Megapublicidad SAS, la compra de varios insumos médicos.

Para constatar que la información fuera cierta, me remití al Sistema
Electrónico de Contratación Pública (SECOP), que es donde todas
las entidades públicas tienen qué cargar los procesos de
contratación. Allí me encontré con el mencionado contrato que está
rotulado con el número 1420.10.2.02 y tiene un valor de $32,787,600
pesos.

Entre los detalles del proceso aparece que el segmento es
“Medicamentos y Productos Farmacéuticos”, que la familia de los
productos es “Medicamentos para el sistema nervioso central” y la
clase “analgésicos no narcóticos/antipiréticos”. Cómo pueden
ver por ningún lado habla de publicidad o temas afines a esta
agencia.

El contrato habla de la compra de 2 mil tapabocas, 200 unidades de
alcohol glicerinado, 75 galones también de alcohol, 300 cajas de
guantes látex, batas quirúrgicas y 23 cajas de acetaminofén por 300
tabletas.

Como un ejercicio periodístico propio, me di a la tarea de averiguar
costos de estos productos y comparar con los que compró la Alcaldía
de Aguadas. Aunque hago la salvedad que el contrato no tiene
consignadas especificaciones ni marcas puntuales, sin embargo
averiguamos en diferentes droguerías y distribuidoras de estos
insumos en Aguadas y Manizales.

Los tapabocas por unidad los venden en Caldas Medica en Manizales, a
$1.000 la unidad, mientras que en el contrato de la alcaldía con la
agencia quedaron a $1.700 pesos. Es decir que los 2 mil tapabocas le
salieron al municipio un millón 400 mil pesos más caros.

El alcohol glicerinado por litro lo conseguí a 15 mil pesos marca
Primaveral. A Aguadas le costó cada botella de 500 mililitros 25 mil
pesos. El galón lo cotizamos a 50 mil pesos y allá pagaron 120 mil
pesos cada galón. Es decir que con nuestra cotización el alcohol
saldría en 6 millones 750 mil pesos. Aguadas pagó por este insumo
unos 11 millones 900 mil pesos. Es decir 5 millones 150 mil pesos más
costoso el alcohol. Hay que hacer claridad que las botellas cotizadas
por este medio son de un litro y las adquiridas por esa Alcaldía son
de 500 mililitros. Habría incluso una diferencia de 2 millones 500
mil pesos más.

La caja de guantes látex por 100 unidades, está a 15 mil pesos en
Caldas Medica. El contrato de la Alcaldía con la agencia de
publicidad dice que valieron 23 mil pesos cada caja. Es decir que por
las 300 cajas saldrían en 4 millones 500 mil pesos, pero esa
alcaldía pagó 6 millones 900, es decir 2 millones 400 mil pesos más
caras.

El acetaminofén caja sí lo compraron más barato en Aguadas.
Cotizando en tres droguerías. Una en Manizales y dos en Aguadas. El
precio intermedio que nos dieron fue de 14 mil 500 la caja. La
alcaldía pagó cada caja en 11 mil 200, es decir 75 mil 900 pesos
más baratas.

Las monogafas las encontramos en Home Center desde 10 mil pesos las
más baratas. Aguadas las compró a 7 mil 300, es decir que el pedido
de las 100 unidades le salió 270 mil pesos más barato a ese
municipio.

Por último las batas quirúrgicas no las encontramos en
distribuidoras de Manizales, ya que están agotadas y en internet los
costos van desde los 11 mil hasta los 400 mil pesos. Cómo
desconocemos la especificación técnica del producto, ya que no está
en el contrato, preferimos no relacionar ninguna cotización.

En resumen nuestra cotización, sin las batas quirúrgicas y con
alcohol de un litro y no de 500 mililitros, saldría en un total de 14
millones 131 mil 700 pesos. Al municipio de Aguadas este contrato sin
contar las batas, le salió en 25 millones 287 mil 600 pesos. Una
diferencia de 11 millones 155 mil 900 pesos.

Cuando el tema salió a la luz pública, Diego Fernando González,
alcalde de Aguadas manifestó a medios de comunicación que el alcohol
lo habían devuelto, porque no tenía registro Invima y agregó que
habían pagado 18 millones de pesos por los demás productos.

Otros ciudadanos también se atrevieron a avisar que en Pácora y
Salamina estaba ocurriendo una situación similar.  Compra de insumos
médicos a la agencia Megapublicidad SAS, la cual según documentos de
la Cámara de Comercio, por ningún lado tiene facultad para la venta de elementos de uso médico.

La Radio Nacional de Colombia conoció de estas situaciones y también
se dio a la tarea de investigar sobre las contrataciones. En sus
pesquisas encontró que en otros tres municipios de Caldas (Villamaría, Supía y La Merced) contrataron la compra de insumos médicos, con empresas cuya actividad comercial es producción y logística de eventos.

En torno a estas contrataciones hay una serie de coincidencias que
dejan un mal sabor en la boca. Empecemos por una publicación del
diario La Patria, el domingo 9 de diciembre de 2018, cuando denunció
que el Instituto de Cultura y Turismo de Manizales (ICTM) tenía cuatro contratistas preferidos, con los cuales negoció al rededor 3.300 millones de pesos en ocho meses, lo cual equivale a más del 61% del presupuesto contratado en ese periodo de tiempo, que fue de 5.400 millones de pesos.

Otra coincidencia es que los alcaldes de los seis municipios caldenses
que le compraron insumos médicos a empresas de publicidad y de
producción y logística de eventos fueron elegidos con apoyo del partido Liberal, el mismo al que tenía el poder en Manizales, cuando las empresas hoy favorecidas, contrataron con el ICTM.

La Corporación Cívica de Caldas, que dirige Camilo Vallejo, también
hizo advertencias sobre este tipo de contrataciones y le manifestó a
la Radio Nacional de Colombia que “ha sido una lucha contra la
corrupción evitar que la contratación se haga con empresas que
tienen objetos sociales muy amplios, porque esto implica el riesgo de
terminar contratando con empresas que no están especializadas. En
Colombia hemos tenido muy malas experiencias con este tipo de
empresas”
, señala.

Aunque estos hechos causan un indudable manto de dudas, las autoridades de Caldas y los entes de control no han advertido de irregularidades ni aperturas de investigación, cómo si ocurrió hace unos días, cuando la Fiscalía y la Procuraduría publicaron, con bombos y platillos, un largo listado de alcaldes, secretarios de despacho y contratistas involucrados en presuntos hechos de corrupción. Incluso de municipios que casi nunca aparecen en el radar informativo.

En Caldas incluso, sus gobernantes sacaron pecho y aseguraron que este
es un territorio sin riesgos de corrupción. Pues la única investigación la abrió el Procurador General de la Nación a la Secretaría General de Manizales por un contrato entre la administración municipal y el canal Telecafé. Contrato que de manera extraoficial conocí que se paró y está en pausa para analizar varios aspectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *