La Octava Brigada del Ejército Nacional, en el marco de la Asistencia Militar mediante la operación de apoyo y defensa a la autoridad civil (ADAC), durante el mes que se cumple del Paro Nacional, ha contribuido con todas sus capacidades, al cumplimiento de las tareas esenciales, garantizando que suministros, alimentos y elementos de primera necesidad transiten seguros y puedan llegar a sus destinos.

Coronel José Antonio Correa Méndez, comandante Octava Brigada Ejército Nacional.

Con las unidades motorizadas, en los ejes viales que comunican los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda, se han realizado las “caravanas de vida”, donde se han escoltado 793 vehículos de carga con diferentes suministros, igualmente se han acompañado 597 carrotanques con cerca de 2 millones de galones de combustible y se ha permitido el flujo de 4370 vehículos con alrededor de 32.492 toneladas de alimentos, destacando de manera especial el movimiento, hacia Ibagué y Medellín, de 64 toneladas de Bienestarina Más, para los niños y madres gestantes del ICBF.

Los hombres que integran la Octava Brigada trabajan en asistencia militar a la Policía Nacional, a los gobiernos departamentales y municipales y especialmente a la comunidad, que ha sido la más afectada durante este mes, puesto que la misión principal es la de contribuir a salvar vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *